Wednesday, May 22, 2024

Compartir

El corazón del mundo en llamas – El Occidental

El mundo está colapsado con la muerte de personas, niñas, niños y adolescentes asesinados en una guerra sin sentido, un conflicto que tiene más de siete décadas sin poder resolverse a fondo y que hoy lastima profundamente a la humanidad.

Como lo describe national geographic, después de la proclamación de Israel como Estado en 1948 ha persistido un conflicto en Oriente Próximo, destaca la llamada “Guerra de los Seis Días” en 1967 que se originó de un ataque de Israel a Egipto, Jordania y Siria apoderándose de la península de Sinaí, los Altos del Golán, Gaza y la Ribera Occidental, en consecuencia quedó Palestina bajo su control.

Posteriormente, en 1973 la llamada “Guerra del Yom Kipur”, en donde Egipto y Siria atacaron por sorpresa a Israel detonando el último gran conflicto bélico entre árabes e israelíes. Israel perdió el Sinaí, que años posteriores regresó a Egipto, conservando el resto del territorio obtenido 6 años antes.

En 1987 se produjo la primera Intifada, a partir del reclamo popular de jóvenes palestinos por el asesinato a 4 trabajadores en manos del ejército Israelí, lo que enfrentó a Hamas e Israel.

Pasaron seis años y en 1993 se firmó un “Acuerdo de Paz” en Oslo, Noruega, entre el presidente de la Organización de Liberación Palestina, Yasser Arafat y el primer ministro de Israel, Yitzhak Rabin.

Para el Gobierno Autónomo Palestino fue complicado controlar al grupo islamista denominado Hamas que ha estado atacando a Israel constantemente, incluso en su momento fue calificado por el Gobierno Palestino como un grupo terrorista y detuvo a varios de sus miembros. En 2007 terminó el conflicto interno palestino, en Gaza el poder de facto quedó en manos de Hamas en donde desde entonces se vive una crisis humanitaria. Por su parte, el conflicto entre Israel y Hamas lejos de concluir, escaló con un evento en 2021 en el que murieron 250 palestinos y 13 israelíes.

Desde inicios del 2023 se elevó el nivel de violencia en la región, cada vez era más alto el número de palestinos muertos a manos de fuerzas israelíes.

Hamas lanzó su ataque nombrado “Tormenta de al-Aqsa” para defender la Explanada de las Mezquitas y especialmente la mezquita al-Aqsa, en Jerusalén. Para los musulmanes, al-Aqsa -significa “la más lejana”– es el lugar donde el profeta Mahoma ascendió a los cielos, por lo que se convirtió en el tercer sitio más sagrado del Islam. Para los judíos, allí se encuentra la Piedra Fundacional donde, según el Antiguo Testamento, se creó el mundo, donde Abraham buscó sacrificar a su hijo Isaac y donde se asentaba el antiguo templo; es el sitio más sagrado del judaísmo.

El miércoles amanecimos con la terrible noticia de los cientos de muertos dentro de un hospital del centro de la ciudad de Gaza, sacudió al mundo, lo que debe hacernos despertar para entender que no importan los kilómetros de distancia, lo que está sucediendo no puede ser indiferente en nuestras vidas.

Un minuto de silencio, un grito desesperado, un pronunciamiento cualquier cosa o acción que se lleve a cabo no devolverán la vida a inocentes, ni la paz y resignación a sus familias; las imágenes crudas de lo que ocurre provocan impotencia, rabia y desesperanza.

Mientras en México se vive algo completamente inexplicable, una guerra entre el poder ejecutivo, apoyado por el legislativo, y el judicial, además presenciamos discusiones y pleitos triviales por personas que pretenden ser las y los protagonistas de las elecciones el próximo año, mientras a 12,482 km, como si fuera ajeno totalmente a nosotros, el corazón del mundo está en llamas.

Contacto en redes:

Facebook @ana.isa.1257

Instagram @anarojimisa

Twitter @anaisabelrobl17

Source link

Leer más

Noticias Locales