Wednesday, May 22, 2024

Compartir

‘El mensaje es claro, no ataquen’ – El Financiero

Estados Unidos puso 2 mil soldados en estado de alerta máxima y expandió el despliegue de un portaaviones en el Medio Oriente, en un gesto de disuasión del gobierno de Joe Biden ante el esperado ataque terrestre de Israel contra Hamás.

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, instó a las tropas y varias unidades a permanecer en “un estado de alerta máxima a través de una orden de preparación para el despliegue, lo que aumenta la capacidad del Departamento de Defensa para responder rápidamente a la evolución del entorno de seguridad en el Medio Oriente”, dijo la portavoz adjunta del Pentágono, Sabrina Singh. “Sobre el despliegue de fuerzas, no se ha tomado ninguna decisión en este momento”.

Austin también ordenó que el grupo de ataque de los portaaviones Gerald R. Ford permaneciera por ahora en la región. Se acercaba al final de un despliegue de seis meses. Esa decisión significa que Estados Unidos tendrá dos grupos de ataque con portaaviones en la región, después de que Austin ordenara el traslado del grupo de ataque con portaaviones USS Eisenhower hacia el Mediterráneo oriental como parte de su esfuerzo de disuasión.

Estados Unidos está llevando a cabo esta medida previo a un estallido de tensión regional que se espera una vez que Israel lance un ataque terrestre en la Franja de Gaza para erradicar a Hamás, que lanzó un ataque contra Israel hace más de una semana que mató a unos mil 200 israelíes.

Hamás, designado grupo terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, ha dicho a la gente que permanecerá en el norte de Gaza, incluso cuando miles han huido hacia el sur en anticipación de la respuesta de Israel.

Hasta ahora, funcionarios estadounidenses han dicho que no tienen intención de poner tropas estadounidenses en el terreno de guerra y dicen que el refuerzo militar tiene como objetivo disuadir a otros países como Irán de entrar en el conflicto. Sin embargo, las medidas también han generado temores de que la Unión Americana pueda verse arrastrado al conflicto.


El presidente Joe Biden tiene previsto visitar Israel el miércoles para mostrar el apoyo de Estados Unidos a Israel y tratar de evitar que la guerra se extienda.

“El presidente Biden subrayará nuestro mensaje, claro como el cristal, a cualquier actor, estatal o no estatal, que intente aprovechar esta crisis para atacar a Israel: no lo haga”, dijo a la prensa el secretario de Estado, Antony Blinken, desde Tel Aviv la madrugada del martes.

¿Por qué EU apoya a Israel desde la II Guerra Mundial?

Hoy por hoy, Israel es el país que más asistencia extranjera recibe por parte de Estados Unidos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Pero, ¿cómo fue que se forjó esta importante relación entre ambas naciones?

Ya en 1948, la alianza entre Israel y la Unión Americana se vislumbraba cercana cuando el entonces presidente estadounidense Harry S. Truman fue el primero de los mandatarios mundiales en reconocer y apoyar oficialmente a Israel como un Estado judío legítimo.

Años después, en 1967, Israel derrotó a los árabes en la llamada Guerra de los Seis Días, lo que lo puso en el mapa de Estados Unidos como un poderoso aliado. Posteriormente, durante la presidencia de Lyndon Johnson, se acordó por primera vez entregar equipo militar a los israelíes.

La conexión entre ambos países empezó a dar sus frutos y ya para los años 80 y 90, Estados Unidos e Israel comenzaron a cooperar en investigación, desarrollo y producción de armamento.

En 1999, tras la redacción de los Acuerdos de Oslo, Washington firmó el primero de tres de los llamados Memorándum de Entendimiento (MDE) comprometiéndose a otorgar miles de millones de dólares en ayuda militar a Israel anualmente, la cual continúa hasta la fecha.

Para algunos analistas, el apoyo tan incondicional de Estados Unidos a Israel podría estar vinculado a la importante posición estratégica que tiene este país en Medio Oriente, especialmente porque su principal antagonista es Irán, lo que ha aumentado aún más la importancia de tener a Israel como aliado estadounidense en la región.

Por otro lado, se calcula que la población judía en Estados Unidos es de 7,6 millones de personas, lo que supone el 2% de la población total del país. Sumado a este hecho, los judíos estadounidenses son un grupo relativamente de altos ingresos.

De acuerdo con el centro de investigación Pew Research Center, la mitad de la población judía estadounidense tiene un ingreso familiar superior a los 100 mil dólares anuales, y algunos de ellos han encontrado la manera de continuar con exitosas carreras en la política.

Source link

Leer más

Noticias Locales