Tuesday, June 18, 2024

Compartir

[Entrevista] Fontaines DC: La búsqueda interior en medio del ruido exterior – El Sol de México

Fue en 2019 cuando la banda irlandesa se presentó por primera vez en México, siendo el foro Bajo Circuito el lugar elegido para aquella presentación de la que pocos se enteraron, y en la que la banda aún presentaba las canciones de su disco debut Dogrel, del que se desprendía uno de sus primeros éxitos globales, “Boys in the Better Land”.

Cuatro años después y dos discos más de por medio (A Hero’s Death, de 2020 y Skinty Fia, de 2022) la banda regresó a la capital mexicana ya no como una promesa del indie rock, sino como una de las realidades más prominentes de ese rock que, a pesar de todo, aún sorprende a miles de oyentes en el mundo.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Aunque el regreso de Grian Chatten y compañía se dio en condiciones muy diferentes, pues esta vez sí se enteró casi todo el mundo. ¿La razón? Vinieron a tocar como abridores de Arctic Monkeys en un foro un poco más grande, conocido como Foro Sol.

“Nos hubiera gustado hacer un show propio en esa arena, pero creo que eso sólo fue posible por la cantidad de gente que fue a ver a Arctic Monkeys durante esas dos noches, así que no hubiera tenido tanto sentido, pero bueno, claro que no encantaría algo así”, confiesa el vocalista de la banda en entrevista con Normal.

Apenas 40 minutos tuvo la banda para presentar canciones como “Nabokov”, “Televised Mind” y “Jackie Down The Line” a un público que definitivamente no había ido para verlos a ellos. O no en primer lugar.

¿Es un reto tocar para una audiencia que no es precisamente la suya?

Sí, definitivamente. Es una experiencia diferente. Pero lo he estado disfrutando mucho, porque seguimos actuando como si fuera nuestro propio show, cada noche, y así se siente bien, sobre todo porque tienes la oportunidad de que las personas tengan una primera impresión sobre ti o que en todo caso cambien de opinión, lo cual siempre es gratificante.

Grain comparte que siempre hay una especie de energía totalmente especial en los últimos shows de una gira, como en el caso de los conciertos que han estado dando en esta época.

“Se siente una especie de energía casi oscura, frenética y excéntrica por seguir tocando una y otra y otra vez, pero especialmente al final de cada tour”, comparte.

Cuando le pedimos recordar la primera vez que tocaron en México asegura que lo pasaron muy bien, pero no puede decir en qué lugar ocurrió.

¿Cuál es el lugar más extraño donde han tocado?

Probablemente la ciudad más extraña a la que hemos ido es Denver, Colorado, era un lugar extraño de verdad, o por lo menos así eran los lugares a los que salimos a tomar unos tragos, también recuerdo que a finales del año pasado, cuando hicimos una gira por Irlanda, muchos de los lugares eran como salones para reuniones o para otro tipo de espectáculos, ¿me entiendes? Por ejemplo, tocamos en un centro deportivo, y una hasta terminamos jugando squash.

“Nos hubiera gustado hacer un show propio en el Foro Sol, pero creo que eso sólo fue posible por la cantidad de gente que fue a ver a Arctic Monkeys”

Qué divertido. Ahora acaban de lanzar una reedición de su tercer LP, Skinty Fia, lo cual significa que se están vendiendo bien sus discos, sin hablar de todas las críticas positivas que reciben. ¿Cómo hacen para que todo ese ruido no los distraiga?

Bueno, es como si me hubieran lanzado un hechizo, porque siempre que escribo o cuando estoy en medio de escribir un disco, nada más me puede importar, sé que suena muy pretencioso, pero creo que es una especie de gracia, porque son muy agradables las reseñas y las nominaciones a premios, además de que es una buena manera de comunicarle a tu familia que todo está yendo bien o que eres bueno en algo. En fin… Tal vez en diez años, si realmente ganamos un Grammy, nos convertiremos en unos completos imbéciles y dejaremos de ofrecer buena música, quién sabe, ¿no? Pero por ahora creo que nuestra creatividad está a salvo.

Hablando de escritura, en sus inicios la poesía beatnik fue un factor que los unió como banda, aunque quizá con el tiempo esa influencia se diluyó un poco, ¿cierto?

Si, también porque cuando salimos de gira a veces hacíamos hasta tres shows en un día y en las entrevistas nos preguntaban sobre el tema y nos la pasábamos hablando de poesía beatnik, hasta que quizá empezamos a sentir que ya no era nuestro, sino sólo parte de nuestra historia, y creo que por eso no alejamos un poco… Ahora que ya hemos tenido un poco más de tiempo libre es posible que se reacomoden las cosas y que nos involucremos un poco más con la poesía… Por ejemplo, anoche salí yo solo a un bar y por primera vez en mucho tiempo me senté y le pedí al mesero un papel y una pluma para ponerme a escribir durante un rato… ¡Pero hacía mucho tiempo que no hacía eso!

¿Quién sería tu poeta beat favorito?

Yo diría que Jack Kerouac, aunque él era más novelista que poeta, pero probablemente es él quien sigue un poco vivo dentro de mí.

Su canción “A Hero’s Death” habla de la desesperación encontrarse a sí mismos en medio de tanto ruido exterior

En sus inicios recibieron apoyo del Irish Arts Council para poder ir a tocar a otros países, ¿qué tan importante es ese tipo de impulso para una banda que empieza?

Totalmente importante, sobre todo en lo que se refiere a las giras y especialmente si no tienes la seguridad o la forma de conseguir cosas como visas y demás, que pueden ser increíblemente caros o inasequibles para las bandas que están empezando, así que fue muy bueno eso… Probablemente no estaríamos en ningún lado sin ese apoyo.

Cuando grabaron su segundo disco ya estaban envueltos en diversos compromisos extramusicales, ¿eso hizo que el ambiente fuera diferente a la hora de entrar al estudio?

Sí, para ser honesto. Creo que hacer ese segundo álbum tuvo que ver con un ambiente mucho más oscuro y también con mucho licor de por medio y mucho cansancio, mientras que para el primer álbum estábamos más inspirados en lo que veíamos a nuestro alrededor, y el segundo fue más como un viaje interior… Fueron procesos completamente diferentes.

Y a eso es a lo que se refiere “A Hero’s Death”.

Sí, a la desesperación encontrarte a ti mismo en medio de tanto ruido que hay allá afuera, en el mundo.

¿Qué significa para ti la frase “Boys in the Better Land”?

Una especie de sueño que se resuelve, que se cumple. Así sucede cuando tienes cierto origen, como el nuestro, que es un pequeño pueblo en desarrollo, que no es igual a cuando vives en alguna ciudad de Estados Unidos o del Reino Unido, donde escuchas otro tipo de historias, pero en nuestro caso era como sentir que había más oportunidades y acceso al mundo, es como si la canción se tratara sobre preguntarnos a dónde estamos parados ahora, y si es algo mejor para nosotros.

Por cierto, no muchos saben que tienes tu propio proyecto solista, con el que has lanzado un disco y varios sencillos, en un estilo distinto al de tu banda.

Sí, ya tenía tantos compromisos que tuve que meter canciones como “Bob’s Casino” en mi disco en solitario… No, no es cierto, no quiero ser bromista al respecto. Yo creo que este disco para mí es más como una especie de colección personal de canciones, así es como yo lo veo.

Y se nota. Antes de terminar, ¿cuál sería tu banda favorita de Dublín?

Yo diría que The Dubliners… Definitivamente.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

¿Y tu artista favorito de México?

Oh… No estoy seguro… Pero me encanta Chavela Vargas. Eso es todo lo que puedo pensar ahora. Fui a Tepoztlán cuando estuve en México y ahí la escuché.

Source link

Tabla de contenido

Leer más

Noticias Locales