Wednesday, February 28, 2024

Compartir

Legumbres contra el Cambio Climático: Una Estrategia Ecológica

Una de las principales causas del deterioro ambiental es el sistema alimentario. Este es insostenible y es causante de más del 70% de las extracciones mundiales de agua y de casi el 90% de la deforestación global.

La necesidad más grande de la humanidad es encontrar alternativas que puedan asegurar una alimentación completa, pero al mismo tiempo un freno al cambio climático; tal como pueden serlo las legumbres, según las investigaciones de la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Dentro de esta iniciativa, también se encuentra la asociación civil mexicana Alianza Alimentaria y Acción climática, que unió esfuerzos con Alianza Leguminosas Para La Salud y el programa LoveVeg, para lanzar un recetario basado en legumbres, para aprovechar todas las bondades de este alimento.

El recetario pretende proporcionar herramientas para hacer elecciones conscientes y sostenibles, que al mismo tiempo sean sencillas y complementarias a las dietas que se tienen actualmente, quitando la dificultad que puede llegar a tener hacer el cambio a una dieta sin proteínas animales.

Este es totalmente gratuito y contiene 15 diferentes recetas de alimentos preparados con legumbres, adecuables y modificables de igual manera. Asimismo, cuenta con explicaciones sencillas y detalladas de cómo las legumbres pueden ayudar a combatir el cambio climático desde la alimentación.

Las investigaciones respecto al papel alimentario de las legumbres, dejan en claro que se trata de una de las mejores fuentes de proteína fuera de los productos de origen animal, teniendo más del doble de proteína que cereales como el trigo y la avena, y hasta el triple del que puede entregar el arroz.

Uno de los principales objetivos de las organizaciones que promueven el consumo de las legumbres como alternativa, recomiendo hacer ingesta de este tipo de recetas y platillos al menos con dos o tres raciones a la semana.

Por otro lado, su huella de carbono es sumamente baja, ya que su uso de suelo y los requerimientos de agua por cada kilogramo producido, son muy inferiores a los de otros cultivos, como la soya, sin mencionar la abismal diferencia en producción con la proteína animal.

FCA

Source link

Leer más

Noticias Locales