Tuesday, June 25, 2024

Compartir

Llega a 4.27% en primera quincena de octubre, mejor de lo esperado – El Financiero

La inflación volvió a moderarse y se ubicó en 4.27 por ciento anual en la primera quincena de octubre, luego de las presiones que tuvo al cierre de septiembre, cuando se aceleró a 4.47 por ciento, según los datos del INEGI.

Los datos muestran que en la primera mitad del presente mes el índice inflacionario registró su nivel más bajo desde la primera quincena de marzo del 2021 y además resultó mejor que el 4.40 por ciento anual esperado por los analistas.

Además, con esta desaceleración, el dato de la primera quincena de octubre es el más bajo desde la primera quincena de marzo del 2021, cuando fue de 4.12 por ciento.

Aunque se observan menores presiones, la inflación lleva poco más de 31 meses fuera del rango del Banco de México (Banxico) de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

Respecto a la quincena previa, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un incremento de 0.24 por ciento, mayor que el 0.13 de la quincena previa y mejor del 0.37 por ciento previsto por analistas. Para un mismo periodo, el dato de este año fue el más bajo desde el 2005.

Desde Pantheon Macroeconomics indicaron que los datos confirman que las presiones continúan disminuyendo, tanto a nivel general como subyacente, lo que probablemente permitirá a algunos miembros de Banxico suavizar su tono agresivo.

“Un crecimiento económico más débil en subsectores clave, el efecto retardado del aumento de las tasas de interés reales y un mercado laboral debilitado ayudarán a mantener la inflación bajo control durante el cuarto trimestre, terminando el año en alrededor del 4.5 por ciento”, según la institución financiera.

Los precios de los productos agropecuarios anotaron una inflación de 1.63 por ciento anual, moderándose por cuarta quincena al hilo, y los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se tuvieron una inflación negativa o deflación de -0.50 por ciento anual, ritmo que ha mostrado desde la segunda quincena de marzo de este año.

“La inflación general sorprendió a la baja por precios de productos agropecuarios menores a los estimados”, destacaron analistas de Citibanamex.

Inflación subyacente se sitúa en 5.54% en 1ra quincena de octubre

Al interior del INPC, la inflación subyacente, que determina la trayectoria de los precios en el mediano plazo, se ubicó en 5.54 por ciento anual en la primera quincena de octubre, desde el 5.74 por ciento del cierre de septiembre y mejor que el 5.50 por ciento previsto por el mercado.

Este es su menor nivel desde la primera quincena de noviembre de 2021, según los datos del INEGI.

Del componente subyacente, se observó que la inflación en las mercancías fue de 5.72 por ciento anual, con lo que ligó 18 quincenas moderándose. Además, el dato reciente es el más bajo desde la primera quincena de julio del 2021.

En tanto, la inflación de los servicios se ubicó en 5.33 por ciento anual en la primera quincena de octubre, tras el salto a 5.37 por ciento a finales del mes anterior, debido a la renuencia de este sector de la economía.

Respecto a la inflación no subyacente, este rubro se ubicó en 0.48 por ciento anual, desde 0.71 por ciento del periodo previo.

Detrás de la moderación

El enfriamiento de la inflación se debió a que los precios de los productos agropecuarios disminuyeron significativamente en la primera quincena de octubre y anotaron una inflación anual de 1.63 por ciento anual, la más baja desde el cierre de marzo del 2021.

Especialistas de Finamex señalaron que las lecturas significativamente menores a las esperadas en los precios de los agropecuarios más que compensaron las cifras mayores a las anticipadas en los precios de las mercancías y los servicios.

“En este sentido, estos datos representan solo una observación y no permiten sacar conclusiones generalizadas”, apuntaron.

El índice de frutas y verduras se ubicó en 5.01 por ciento, el más bajo desde junio de este año, mientras que el índice de productos pecuarios bajó 1.15 por ciento anual, el mayor descenso desde abril de 2016.

En este último rubro destacó la caída anual de 5.76 por ciento en el precio del huevo; 3.35 por ciento en la carne de cerdo, y de 3.0 por ciento en el precio del pollo.

En la segunda quincena de septiembre, los productos que más incidieron a la baja fueron el jitomate, cuya variación quincenal fue de -9.67 por ciento; el pollo, -3.28 por ciento; la cebolla, -7.33 por ciento, y el huevo, -1.65 por ciento.

Lo anterior es una buena noticia para los hogares, ya que se trata de disminuciones en precios de alimentos, que venía ejerciendo presiones en meses recientes.

Electricidad, lo que más subió en la quincena de octubre

De la gama de bienes y servicios medidos en el INPC, se observó que la electricidad tuvo el mayor incremento del orden de 19.23 por ciento, respecto a la segunda quincena de septiembre.

Lo anterior, debido a que el programa de tarifas eléctricas de temporada cálida terminó su periodo de vigencia en 18 ciudades del país.

En su comparación anual, los energéticos anotaron una deflación de 2.83 por ciento.

Dicho comportamiento en los agropecuarios y energéticos responde a la base de comparación en su lectura anual, indicó Gómez Ayala, y recordó las presiones que se extendieron hace un año con el surgimiento entre Rusia y Ucrania.

“Por eso, cuando vemos comparaciones anuales con respecto a esa base vemos efectos relativamente más pronunciados a los de otros años”, sostuvo el experto del ITAM.

Lo que también subió de precio fue el azúcar, con 5.60 por ciento anual; el transporte aéreo, 11.04 por ciento y los servicios turísticos en paquete, con 5.84 por ciento, estos dos últimos es algo común en este periodo.

Mientras que las tarifas autorizadas por el gobierno subieron 5.08 por ciento anual, el menor registro desde agosto del año anterior.

En la lectura quincenal también destacó el rebote de 2.98 por ciento de los energéticos, el más elevado en 11 meses.

Los riesgos

El catedrático del ITAM, Víctor Gómez, señaló que es probable que la inflación general al cierre de año esté cerca de 4.50 por ciento anual ya que se espera que el conflicto en Medio Oriente tenga un efecto en la no subyacente en la parte de energéticos, aunado a los efectos estacionales por el incremento en la demanda a finales de año.

Parte de la preocupación sería eso, ver si los diferentes efectos asociados al carácter estacional de fin de año por menores temperaturas incrementan el consumo de energéticos, pues coinciden con esta incertidumbre (Medio Oriente) de manera más acentuada y eso antepone presiones a la inflación al alza”, dijo.

Marcos Arias, analista de Monex, calificó la moderación de los precios como “un golpe de suerte”, al tiempo que los precios de los energéticos seguirán presionando y la posibilidad de un repunte en los agropecuarios para las próximas quincenas no es menor, por lo que estimó que la inflación podría oscilar en torno al 4.5 por ciento en los próximos meses.

En este sentido, expertos de Banorte precisaron que hacia delante se avecina un panorama más complicado, tanto en términos de las bases de comparación como de las condiciones coyunturales, por lo que prevén que la inflación general cierre en 5.0 por ciento anual.

Analistas de Citibanamex anticipan un aumento moderado de la inflación no subyacente anual debido en parte a la base de comparación estadística de 2022 y a medida que los precios de los agropecuarios y los energéticos sigan recuperándose.

“Como riesgos al alza, vemos un componente subyacente más persistente de lo esperado y el repunte de los precios internacionales de la energía”, apuntaron y proyectan que la inflación general cerrará el año en 4.7 por ciento.

Source link

Leer más

Noticias Locales