Wednesday, July 17, 2024

Compartir

Paul McCartney vuelve a la CDMX con su concierto en el Foro Sol – El Sol de México

Seis años pasaron desde la última vez que la Ciudad de México escuchó a Paul McCartney en vivo, y la noche de este martes terminó la espera cuando el ex Beatle llegó con su Got Back Tour al Foro Sol.

Con puntualidad inglesa, el músico inició su show a las 21:03 horas, en medio de un cálido recibimiento por parte de los 60 mil asistentes.

Tras proyectarse un video con distintos momentos de la gira, la imagen del músico apareció en las pantallas, desatando una ovación con el saludo que dirigió al público.

Can’t Buy Me Love y Junior’s Farm iniciaron el setlist de la noche. El cantante colocó sus manos en su cintura, dirigiendo a la audiencia una mirada pícara. “Hola México, buenas noches Ciudad de México. Esta noche trataré de hablar un poco de español”, dijo.

A diferencia de su último show en el país, celebrado en 2017, el artista no bailó ni saltó sobre el escenario, sino que permaneció detrás de su micrófono con su bajo en mano. Pero el buen humor y el carisma no faltaron, constantemente le dirigía una sonrisa a la gente, y hacía bromas.

“Estoy muy feliz de estar de vuelta”, expresó, nuevamente en español. “Bueno, voy a hablar en inglés, un poco”, agregó en su idioma. “Vamos a tocar canciones nuevas, de en medio, y viejitas”, adelantó.

She’s A Woman, Got To Get You Into My Life y Come On To Me, sonaron a continuación. Al terminar ésta última, desató piropos al quitarse el saco, y al percatarse de la reacción de las personas, presumió el interior de la prenda, donde estaba dibujada un espiral blanco y negro.

Antes de interpretar Getting Better, tema perteneciente al álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, recordó a Jimmy Hendrix, con quién tocó en vivo días antes de haberse lanzado en 1967. “Lo conocí en los 60, un hombre maravilloso”, comentó.

Enseguida, se sentó en su piano para continuar con Let ‘Em In. Cada que la cámara lo enfocaba de cerca, se apreciaba un rostro con más arrugas que la última vez que México lo vio en vivo, pero con unos penetrantes ojos azules que reflejaban la alegría de aquel joven que tocaba con Los Beatles.

“Esta canción es para mi esposa, Nancy. Ella está aquí entre ustedes”, anunció, antes de interpretar My Valentine. Este show fue la culminación de un día lleno de amor para Paul, pues la euforia de los beatlemaniacos lo acompañó desde su hotel.

Decenas de fans los esperaban sobre la calle para verlo salir en su camioneta rumbo al concierto. Amablemente, bajó la ventana y saludó a los presentes, que agradecieron el gesto con gritos de euforia.

“Paul, Paul, Paul”, gritaban los presentes, provocando una sonrisa en el cantante, quien después de cada interpretación les daba las gracias con ademanes. “Están todos locos”, exclamaba en español, mientras tomaba un bajo acústico, para interpretar I’ve Just Seen A Face, a la que le siguió In Spite Of All The Danger, la primera canción que grabó con The Quarrymen.

Un Paul McCartney pleno y en su mejor forma se rindió ante el público mexicano.



Source link

Leer más

Noticias Locales