Wednesday, May 22, 2024

Compartir

‘Rotas y con miedo’, famosas enfrentan su lucha contra el cáncer de mama

Este 19 octubre el mundo se pinta de rosa para conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, y destacar la importancia de la prevención oportuna, la cual es de vital importancia a la hora de salvar vidas. 

Gracias a los diagnósticos oportunos y al fortalecimiento de los sistemas de salud, las mujeres que enfrentan esta lucha que no es fácil, logran salir triunfantes. Estos son casos de las famosas que, al igual que muchas mujeres, sufrieron esta enfermedad. Fue en el año 2005 cuando Adamari López, famosa conductora y actriz, fue diagnosticada con un tumor cancerígeno en su seno izquierdo, en plena cúspide de su carrera. Su vida dio un giro de 180 grados a sus 33 años. 

La protagonista de la telenovela Amigas y Rivales se sometió a diversos tratamientos y un total de 12 cirugías, hechos que, más que debilitarla, le fortalecieron sus ganas de salir adelante. 

“Que el miedo a enfrentar una enfermedad no los paralice. Mantengan una actitud positiva, busquen personas que los apoyen y tengan fe”, contó en aquel entonces. 

Afortunadamente, tras más de cinco años de lucha, Adamari fue diagnosticada libre de esta enfermedad, sin embargo, continúa acompañando y recalcando la importancia de una revisión oportuna.

“Debemos dedicar tiempo para nosotras mismas y mantener una actitud positiva ante los desafíos que la vida nos pone. Para mí, esos es vital cuando enfrentamos un diagnóstico difícil. 

“Para mí, el cáncer fue un obstáculo más, uno enorme, pero lo afronté con valentía y lo superé”, dice Angélica María. 

Hace más de 20 años, específicamente en el año 1997, a la apodada ‘novia de México’, se le detectó cáncer de mama, solo unos meses después de que su madre, Angélica Ortiz, falleciera por esta misma enfermedad. 

En ese entonces, a la protagonista de Lobo solitario le invadió una gran preocupación por su hija Angélica Vale, sin embargo, fue este mismo sentimiento lo que la motivó a luchar con todas sus fuerzas.

“Después de que me quitaron el pecho, iba a revisión cada tres meses, ahora mis revisiones son anuales. Puedo faltar a lo que quieras, menos a mi mastografía, entendí que esto no es un juego, se trata de tu vida (…) El hecho de que me revisaran me salvó la vida, porque en su momento, yo no me sentí ninguna bolita”. 

La cantante de larga cabellera, Daniela Romo, fue un ejemplo de la importancia de la detección temprana. 

En el año 2011, Daniela Romo, luego de una visita al médico, recibió el diagnóstico de que tenía cáncer de mama, un acontecimiento que la había dejado “vacía”, pero con más ganas de salir adelante, por lo que rápidamente actuó. 

Y es que a la actriz se le detectó a finales de octubre, para inicios de noviembre le quitaron el tumor, dando inicio a procesos de radiación y quimioterapia. Para el año 2012, Dani dejó atrás su larga cabellera y reapareció con cabello corto. 

Gracias a la detección temprana, la cantante hoy goza de buena salud, y forma parte de las campañas de prevención. 

“Para mí fue un parteaguas tener cáncer, volví a nacer y valoré las cosas de una manera diferente. A partir del cáncer, lo que he intentado hacer con mi trabajo y mis acciones es honrar a la vida”, mencionó en una entrevista. 

Fue en el año 2007 cuando Alejandra Guzmán fue detectada con un tumor en el seno, algo que la hizo actuar rápidamente, ya que, el procedimiento se dio dos días después de que los médicos dieran a conocer su diagnóstico. 

“Después de los estudios iniciales, cuando me avisaron que sí era cáncer, fui radical y decidí operarme rapidísimo”, contó. 

Tras esta operación, Alejandra Guzmán comenzó a tomarse una pastilla por cinco años, la cual equivalió a los procesos de quimioterapia que las personas se deben de someter, además de dos operaciones para extirparle los ganglios.  “Gracias a Dios, el cáncer no se había esparcido. Tuve suerte”. 

Siendo uno de los casos más recientes, Lolita Cortés declaró que le detectaron cáncer en su seno izquierdo, a los 52 años, una noticia abrumadora para ella y para el público mexicano.

A los quince días le retiraron el tumor, mismo que le confirmó que era cáncer, por lo que tuvo que someterse a una mastectomía doble para retirarlo y evitar que se esparciera. 

“He tenido días que me he roto, pero quiero vivir para convivir con mis hijos. Ahora que me hicieron la mastectomía doble, por eso estoy vendada y estoy en remisión durante cinco años”.  Su lucha continúa. 

Source link

Leer más

Noticias Locales