Wednesday, April 17, 2024

Compartir

se negociaron mejores tasas, pero la deuda permanece

Endeudarse, o recurrir al crédito para financiar obras o adquisiciones no es un problema en sí mismo. De hecho, en múltiples casos resulta conveniente acudir al financiamiento externo para avanzar con mayor rapidez en la consecución de metas relevantes.

La idea anterior es válida tanto para las finanzas personales como para el caso de un negocio o para el sector público. En otras palabras, el endeudamiento no puede -ni debe- ser “satanizado” de antemano, ni considerarse como un error en cualquier circunstancia.

TE PUEDE INTERESAR: Logró Coahuila mejores tasas de interés en deuda: Secretario de Finanzas

Un ejemplo claro de ello es, en el caso de las personas o las familias, la adquisición de una vivienda: la contratación de un crédito es la única forma que muchas personas tienen para acceder a un bien de esta naturaleza.

El comentario viene al caso a propósito del reporte que publicamos en esta edición, relativo a la comparecencia que ayer tuvo, ante el Poder Legislativo de Coahuila, el secretario de Finanzas Blas Flores Dávila, como parte de la glosa del último Informe de Gobierno de Miguel Ángel Riquelme.

En dicho ejercicio, quien ha sido el responsable de las finanzas estatales durante el actual período gubernamental afirmó que se concluye el sexenio con finanzas sanas, pese a la persistencia de la deuda pública, y que la próxima administración tendrá mejores condiciones en esta materia.

En el caso de la deuda estatal, que se mantiene en 36 mil millones de pesos, Flores Dávila aseguró que la renegociación de esta, realizada hace unas semanas, implicó la obtención de mejores tasas de interés y no se pagaron comisiones en dicho proceso.

Por otro parte aseguró que “dando cumplimiento a las disposiciones de la Ley de disciplina financiera, antes del 31de agosto de 2023 se pagaron la totalidad de los créditos de corto plazo y fue tramitada su cancelación ante la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas, de la SHCP. Esta situación permite al Estado mejores condiciones para su operación”.

TE PUEDE INTERESAR: Reestructuración de deuda en Coahuila se tradujo en obras y desarrollo de proyectos: Gobernador

Sin duda, en términos de finanzas públicas el sexenio que concluye entrega una hacienda pública en orden y, en materia de la deuda, las decisiones adoptadas corresponden a las mejores prácticas, pues entre más tiempo se tiene para pagar la presión sobre las finanzas públicas es menor.

A la ciudadanía, sin embargo, le seguirá quedando el mal saber de boca que implica tener claro -a partir de los procesos legales desahogados en los Estados Unidos– que al menos una parte de ese adeudo implica un daño patrimonial a la hacienda pública y eso constituye un agravio en contra de la sociedad coahuilenses que sigue sin ser investigado de forma adecuada y, mucho menos, castigado como corresponde.

Con el actual, son ya dos los sexenios en que los hechos alrededor de la denominada “megadeuda” permanecen en el mismo estatus y por ello, aunque en términos del manejo de las finanzas públicas, lo dicho ayer en la comparecencia del Secretario de Finanzas sea correcto, el dejo de decepción resulta inevitable.

Source link

Leer más

Noticias Locales