Wednesday, May 22, 2024

Compartir

Teodora Blanco y María Izquierdo en exposición Percepciones de belleza

A pesar de haber vivido en épocas distintas y de venir de contextos geográficos diferentes, Teodora Blanco y María Izquierdo coinciden en intereses y temáticas. Esto dio pie a la nueva exposición que presenta el Palacio de Cultura Citibanamex- Palacio de Iturbide.

Con la estrategia curatorial de Juan Coronel Rivera, en la muestra Teodora Blanco/María Izquierdo. Percepciones de belleza, se aprecian 114 obras: 83 esculturas de Blanco y 31 pinturas de Izquierdo que dan cuenta de su enorme influencia en el contexto internacional.

Coronel Rivera explicó que su apuesta fue presentar a ambas artistas en igualdad de condiciones con la finalidad de subrayar la riqueza del arte mexicano y su capacidad para trascender las fronteras.

La artesana oaxaqueña Teodora Blanco (1928-1980) rompió con los cánones y en vez de realizar las vasijas que todos elaboraban en su natal Atzompa, decidió hacer esculturas, algo que nadie se atrevía siquiera a pensar. “Ella inventa y logra que se dé el paso a la artisticidad completa”, dijo el curador.

Fue tal su osadía que Nelson Rockefeller, el mismo que cubrió en 1934 los murales de Diego Rivera en el Rockefeller Center, quedó atrapado por las esculturas de Blanco.

Foto:Javier Ríos
Foto:Javier Ríos

Foto:Javier Ríos
Foto:Javier Ríos

Tradición y legado

En la muestra se presentan tres esculturas elaboradas en barro por Teodora: Mujer con figuras fantásticas, de 1978; Mujer, de 1970, y Figura de mujer, de 1978, pertenecientes a The Nelson A. Rockefeller Mexican Folk Art Collection.

“Lo que sucede en el caso de Teodora, es que los Rockefeller eran muy amigos de Stanley Marcus, y Neiman Marcus por una cierta sociedad que tenía con William Spratling, que vendía su plata por allá, hacía una semana del arte mexicano. Llevaban obra de todos los buenos artistas a las dos sedes que tenían, en Nueva York y en Beverly Hills. Además de que entre 1945 y 1950 ellos solo podían venir a México porque Europa estaba en guerra y posguerra, eso ayudó a que muchos de artistas mexicanos se conocieran”.

Es tal su legado que sus cinco hijos continúan con la tradición. Una de ellas, Irma García Blanco, es reconocida como una de las grandes alfareras de México desde 1996 con el programa Grandes maestros.

Irma, al recorrer la exposición en su silla de ruedas, se mostró feliz de que reconozcan a su madre y dijo que el más pequeño de la familia sigue los pasos de la bisabuela: “Tengo un nietecito de seis años que se llama Ernesto y ya trabaja con el barro, le gusta hacer corazones”.

Foto:Javier Ríos
Foto:Javier Ríos

Foto:Javier Ríos
Foto:Javier Ríos

La búsqueda de la belleza

María Izquierdo (Jalisco,1902-1955), por su parte, entró de inmediato al mercado estadunidense, comentó Coronel Rivera. Su primera exposición fue allá y tuvo gran éxito: “Ella sí fue reconocida y comprada. Además, como tenía una eterna lucha con Frida Kahlo, se ayudaban al echarse la una a la otra y ese tema las publicitaba mucho”.

En ese diálogo se presenta una escultura de Blanco, de mediano formato y considerada una de las grandes obras del arte mexicano todos los tiempos, al lado de uno de los cuadros icónicos de Izquierdo, en la que aparece ella, acompañada de una tía y una prima.

Adentrarse en este universo resultará una grata experiencia para quien recorra los ocho núcleos temáticos de la exhibición: Vínculo con ofrenda, De lo utilitario a lo escultórico, Naturaleza muerta, La mística, Un país rural, El circo: un ámbito fantástico, La alacena: un gabinete de curiosidades, e Iguales. En este último apartado se subraya la igualdad en el arte y en la apreciación estética de ambas creadoras.

Cándida Fernández de Calderón, directora de Fomento Cultural Citibanamex, comentó: “Las propuestas de ambas artistas se tocan de alguna manera por su influencia mestiza y su herencia indígenas, y por otro lado en su búsqueda por la belleza, y todo eso genera un hilo conductor en esta exposición”.

La muestra Teodora Blanco/María Izquierdo. Percepciones de belleza, se podrá visitar del 25 de octubre al 18 de febrero de 2024 en el Palacio de Iturbide, en Madero 17, Centro Histórico. La entrada es gratuita.

Foto:Javier Ríos
Foto:Javier Ríos

Source link

Leer más

Noticias Locales