Tuesday, February 27, 2024

Compartir

Trastornos mentales, un problema de salud pública en Ciudad Acuña

En Ciudad Acuña hay un grave problema de salud pública, pues en los últimos años ha crecido el número de personas con trastornos de salud mental que, abandonadas por familiares, deambulan por las calles en situación de indigencia. El Municipio refiere que son 80 personas, al menos, en esta situación

Max Antonio Estrada Lomelí, presidente estatal de la Asociación de Colonias Populares de Coahuila, envió un oficio al gobernador Manolo Jiménez Salinas para que en el Plan Estatal de Desarrollo incluya la construcción de un Centro de Salud Mental en el municipio fronterizo.

TE PUEDE INTERESAR: Torreón: autoridades no atendieron a joven que fue abusada por su padre y se quitó la vida; CDHEC se pronuncia dos años después

“Es imperativo tomar cartas en el asunto, ya que en Acuña se vienen a abandonar a las personas con enfermedades mentales, que en calidad de indigentes abundan en las calles, sin que exista empatía alguna de ninguna autoridad ni misericordia para ellos; además, es creciente el número de enfermedades mentales en esta ciudad y no existe un Cesame en la Región Norte”, afirmó.

“Son 80 personas las que deambulan por las calles, la mayoría no es de aquí. De otros municipios vienen los familiares y los dejan abandonados aquí para deshacerse de un problema”, indicó.

Se necesita, afirmó, un Cesame atendido por especialistas en psiquiatría, psicología, nutrición y trabajadores sociales para tratar los problemas de salud mental y los trastornos ligados al consumo de sustancias. Los pacientes requieren de terapia ocupacional para alcanzar la independencia psíquica, social y laboral.

También necesitan los servicios de fisioterapeutas que cuentan con técnicas para tratar los trastornos musculo-esqueléticos y psicosomáticos de larga duración y dolor crónico, lo que mejora la calidad de vida y la movilidad de los pacientes.

Asimismo, indicó, las enfermedades de transmisión sexual se han incrementado, como el VIH-Sida, ante la falta de regulación sanitaria y de espacios idóneos para ejercer la prostitución bajo el control médico. Además, es necesario ofrecer a las personas alternativas de trabajo para obtener ingresos de una manera más digna.

Estrada Lomelí señaló que la prostitución históricamente ha estado arraigada en el municipio y ha sido vital para su desarrollo, sus bares y cabarets han sido de los más concurridos en el País, el problema es que la zona de tolerancia, ubicada a las afueras de la ciudad, está prácticamente en el abandono y el sexoservicio se ofrece en el primer cuadro de la ciudad.

Propone crear el Reglamento para el Ejercicio del Trabajo Sexual, para que quienes la ejerzan estén registrados en un padrón y cuenten con tarjetón de salud y que solo se permita en la zona de tolerancia, así como abrir guarderías nocturnas como un derecho de las mujeres trabajadoras, quienes tendrían acceso a talleres ocupaciones para continuar los estudios y aprender diferentes oficios.

Source link

Leer más

Noticias Locales